La piedra del rayo

0
138

Es tarde de azucenas en Xoxo, hay que ir al cerro a cortarlas, pero hay que ir de tarde, pues entre la tarde y la noche esta fragante y hermosa flor enseña su rostro y su perfume; solo a esta hora.

El séquito familiar subía por el Paragüito (cerro donde se ubica la secundaria de xoxo y que cualquier xoxeño sabe).

Así subimos hasta el punto más alto, los jóvenes impacientes diseminando el campo y las laderas para ubicar bien este tesoro florar que inundaría con su fragancia la casa y adornaría con su blanca cara los altares del santo entierro y la dolorosa.

 Solo el abuelo caminaba de cresta en cresta por la cadena de cerros, con un andar breve y sorprendente para su edad.

-abuelo “pa donde vas” viejo zorro?. Tú sabes donde hay lo que venimos a buscar cierto?

– no mi niño. Yo no busco tan fragante tesoro, solo quiero visitar “la piedra del rayo”

Mi cara de consternación provoco una de tantas historia que solía contar el viejo.

-ven mi niño y conoce tu pasado, acompaña a este viejo a su rencuentro con sus, y tus antepasados, ven no te arrepentirás…

Sus cansados pero breves pasos me llevaban de cerro en cerro mientras señaló una piedra plana de color rojizo, beige, azulado.

-Esta es “la piedra del rayo” mi niño, la piedra del nahual del tecolote.

– cuéntame más…

Hace muchos pero muchos años, en las épocas de los antiguos, aquí eran donde mataban a las brujas y a los nahuales, y a los seres mágicos que eran peligrosos.

-Antes había seres mágicos coy?

-Ha mi niño hermoso, estos seres han existido desde que los dioses crearon todo.

– pero coy, pero porque la gente no habla de eso, porque no los ven como antes.

– Antes las gentes estaban más conectadas con la naturaleza y con su yo verdadero y eso hacía que fueran sensibles a estas manifestaciones de la madre tierra. Y como todo en la naturaleza había seres afines y seres contrarios al hombre.

Los antiguos que se dedicaban a cazar a estos seres que eran contrarios nosotros.

En la época de los antiguos el señor de los mixtecas, tenía un consejo de 14 sabios; 14 nahuales.

Estos hombres eran los encargados del orden en estos valles, el orden entre los hombres y entre el mundo espiritual.

En las noches los nahuales cuidaban que los seres malignos no hicieran mella en Xoxo, pero cuando agarraba una presa mi niño… lo traían aquí y lo acostaban de espaldas en esta piedra y los 14 nahuales se formaban en círculo, y hacían “el kavi iva”

-el que?

La invocación más grande de los nahuales, el canto de los nahuales, la comunicación con los dioses antiguos; que son los padres de nuestros padres.

Cuando se hacía “el kavi iva” del cielo estrellado bajaban las nubes y cubrían con un manto de obscuridad y caía un rayo; fulminando a la víctima de la piedra.

-recuerdo que mi mirada atónita, escudriñaba cada detalle de aquella piedra que ahora sabia era mágica, y en el centro de su desgastada cara un hueco ahumado. Mi abuelo adivino mis pensamientos

-ese hueco mi niño es la prueba del poder de los dioses y esa carbonilla que se ve es producto de la quema de hiervas. Cada cierto tiempo los nahuales suben a purificar la piedra haciendo sahumerios y sangrías.

-¿los nahuales aún existen abuelo?

-los nahuales aún siguen cuidando a su pueblo mi niño… y siempre lo cuidaran; así fue el encargo del último señor mixteco-zapoteca el señor del penacho purpura .hasta que los que se fueron regresen a la ciudad sagrada…

Y la piedra del rayo siempre será el portal donde las almas de los malvados y los cuerpos espirituales malignos abandonaran este triste mundo.

Ahora que el tiempo ha pasado y cada vez que la época de las azucenas y los chepiches regreso año con año; subo con mi familia desde el cerro del Paragüito hasta la presa del chapulín; recorriendo esta caminata que mi abuelo me enseño, viendo el guardián del Paragüito, visitando la piedra del rayo, las tres piedras, la cueva del murciélago y contándole a mis hijos y ahora a mis nietas lo que mi abuelo me contaba.

Viejo sabio como te extraño, ahora que no estás tú silencio sigue provocando mis palabras…y ahora mis letras.

J.S.Pascual (Azeem)

J.S.Pascual (Azeem)

Yo siempre pensé que la historia tenía varias versiones; si piensas al igual que yo que hay más de lo que parece y de lo que se dice; acompáñame y te contare un puñado de historias que me he topado en este loco mundo de la era de la información.
J.S.Pascual (Azeem)

Latest posts by J.S.Pascual (Azeem) (see all)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here